Nieve que quema








Milagrosamente, ayer nevó en Madrid y cuajó, de hecho hoy los tejados siguen blancos, precioso.

Todo el mundo lo ha celebrado, miles de fotos en la red así lo demuestran, nosotros no queríamos ser menos y por eso lo hemos festejamos como mejor sabemos… echándonos a la calle… de madrugada… con nuestras luces efímeras y nuestro termo de chocolate…

Arboles en llama, sobre fondo blanco, así hemos llamado a nuestra intervención en la madrugada del 10 de enero. El lugar elegido, el Parque de Roma de Madrid, un paraje completamente blanco de nieve pero que conservada las huellas de los juegos de los niños.

En el tronco de sus árboles dejamos nuestras 40 cálidas llamas rojas, una manera de expresar nuestra alegría por este pequeño milagro, ocurrido en una ciudad en la que nunca nieva. Madrid, a pesar del calentamiento global, por un día fue blanca y por una noche, el Parque de Roma fue blanco y rojo.

Comos siempre nos acompañó Gustavo Sanabria a quién pertenecen las maravillosas fotos.

Tiempo de instalación: 1 horas.
Daños ocasionados: 0.
Permanencia de la intervención urbana: unas 7 horas. A las 11 de la mañana del día siguiente, sólo quedaba 1 llama.
Material empleado: 40 luces autónomas a pilas, plástico de burbuja, papel de gelatina rojo, termo de chocolate.
Nos encontramos: 2 coches de patrulla de la policía, 2 personas paseando a sus perros y un despistado.

——————————————————————————————————————————————-

Miraculously, it snowed yesterday in Madrid, and today all the roofs are still white, a wonderful sight.

Everybody has celebrated it, thousands of photographers have been showing it on the net. We didn’t want to be less, so we have been put on our own show, as best as we can…out on the streets… at midnight… with our ephemeral lights and some hot chocolate.

Trees in flames, over a white background. It was performed on 10 January. The site was a park in Madrid -Roma Park-, a completely white green area covered with snow but on which children’s playing footprints can be seen..

On the tree trunks, we hung 40 red hot flames. It was our way of expressing how well we felt for this small miracle that had taken place in a city where it seldom snows. For one day, everywhere in Madrid was white and for only one night Roma Park was white and red.

Like always Gustavo Sanabria was with us. These are his photograps.

Time of installation : 1 hour.
Electricity consumption: 0
Damages: none
Exhibition time: about 7 hours. At eleven o’clock the next day only one flame remained.
Material used: 40 battery powerd lamps, bubble wrap, red paper, flask of hot chocolate.
We notied: 2 police cars, 2 people walking their dogs, and a person walking aimlessly.

Esta entrada fue publicada en efímero, guerrilla, iluminación, intervención.
Compartir: Facebook | Twitter

0 Responses to Nieve que quema

  1. Pablo S. Herrero says:

    Muy sugerente la cosa, el parque queda sumido en el misteri-oh

  2. rafafans says:

    increible!es precioso!