Plataforma de la construcción




Con los sacos de escombro para obra, comprados en el almacén de material “La Plataforma de la Construcción” hemos realizado una instalación cuya principal materia prima son los deshecho de la ciudad.

Basura Urbana (I) es una intervención urbana realizada la noche del martes 20 de enero en la calle Pizarro de Madrid, valiéndonos de sacos, apilados por los trabajadores de una obra en la estrecha acera de la calle.


Ver mapa más grande

No hemos tocado nada la composición, simplemente hemos acotado la zona, iluminado el interior y dejado en la vía pública, a la vista de los paseantes.

A las 2 horas ya había sido desmontada, como siempre, para hacerse con las pequeñas lámparas que habíamos introducido en los sacos, que por otra parte a día de hoy, siguen exactamente en la misma posición.

Las fotos pertenecen a Gustavo Sanabria.

Tiempo de instalación: 20 minutos.
Daños ocasionados: 0.
Permanencia de la intervención: 1 hora.






Una semana más tarde, los sacos de basura seguían creciendo en la acera y además cada vez se hacían más artísticos, debidos a los colores fluorescentes aplicados con mucho arte por los obreros, para identificar los contenidos.

Decidimos entonces volver a poner nuestras luces dentro de lso sacos para “celebrarlo” y por supuesto tampoco, duraron nada esta vez.

Menos mal que nos quedan las fotos de Gustavo Sanabria.

——————————————————————————————————————————————–

With the rubble sacks from “Plataforma de la Construcción” we carried out an installation whose main raw material was the waste from the city.

Urban Rubish (I) was an intervention from on Tuesday 20th January in Pizarro street, Madrid. We used sacks piled up by building workers during the day.

We did´t change the composition, we only demarcated the site and put light inside, for the passers-by in the street to see.

At 2.00 am the installation was finished as people like always took the small lamps we had left in sacks that are untouched the next day.

Photos taken by Gustavo Sanabria.

Time of installation: 20 minutes.
Damages: none.
Exhibition time: 1 hours
.

A week later, the sacks with rubbish remained there and the pile was eating up the pavement more artistic ally with the fluorescent colours applied by artistic construction workers in order to indentify the materials that were dumped inside.

We chose this site again to putting our lights because we wanted to celebrate this new evolution and of course, they didn´t last long this time either.

At least the photos taken by Gustavo Sanabria are a good reminder.

Esta entrada fue publicada en basura, efímero, guerrilla, iluminación, intervención.
Compartir: Facebook | Twitter

Comments are closed.