Categoría: iluminación

Piscina de luz sobre agua estancada

En muchas ciudades sobre todo las que están en crisis, se ha dejado de prestar atención al agua en espacio público, quedando estanques, fuentes, aguas embalsadas y piscinas publicas en un estado de abandono que no hace más que contribuir a la decadencia de nuestro paisaje urbano.

Hemos imaginado algunos de estos paisaje con agua, que antes daban vida y frescor a la vida cotidiana y que hora están llenos de basura y agua contaminada, como posible escenario para instalar una piscina flotante de luz.

La intención es reivindicar de manera visual que se acondicionen estos espacios degradados y se les de vida para que puedan volver a ser usados por los ciudadanos.

Crearemos una gran superficie de colchonetas de playa de color azul a la que acoplaremos luz en la parte inferior, de manera que parezca una gran masa de agua limpia e iluminada. El formato recordará al de una piscina olimpica y se le dotará de escaleras hechas con tubo de puliuretano que son facilmente moldeables y flotan.

Una vez terminada la instalación, la superficie será desmontada y las colchonetas iluminadas serán repartidas entre los espectadores, de esta manera, cuando la gente las utilice en otros lugares y contextos, no podrán evitar recordar la imagen de nuestra instalación y seguramente desearán que este espacio vuelva a estar limpio y disponible, y quizás, si se empeñan, lo consigan.

Las ilustraciones son de Marta Menacho.

Archivado en agua, evento, iluminación, intervención | Comentar
Compartir: Facebook | Twitter

Plástico transitable

Esta instalación trata de hacer que nos sumerjamos entre residuos de plásticos y que nos perdamos en su interior sintiendo una inevitable sensación de claustrofobia y pérdida de la orientación al no encontrar la salida.
Para ello crearemos paneles de plástico, mediante bolsas al vacío, de las que se emplean para guardar la ropa y que ocupe poco espacio en los armarios. Dentro de estas bolsas meteremos todo tipo de envases plásticos de colores transparentes y luces leds y con un aspirador les quitaremos el aire hasta que todo lo que hay en el interior quede reducido a una plancha de plástico conteniendo otros plásticos prensados.
Cada uno de estos paneles se unirá a otros por el centro mediante pinzas, de manera que se formen tiras giratorias que se colgarán de una malla de metal resistente.
Los visitantes se podrán mover por el interior haciendo girar los paneles para acceder al interior de manera que cada uno se moverá erráticamente hasta  encontrando sus propios caminos.
Ilustraciones de Marta Menacho.
Archivado en basura, efímero, iluminación, intervención, proyecto | Comentar
Compartir: Facebook | Twitter

El plástico con el que vivimos


Esta instalación trata de poner a la vista el uso masivo del plástico en nuestra vida doméstica.

Para llevarla a cabo elegiremos un edificio abandonado o deshabitado, y con bolsas cedidas por los ciudadanos, llenas de luz, intervendremos en todos huecos que dan a la calle,  de manera que parezca que el edificio está desbordado y a punto de reventar por la presión de las bolsas.

Esta instalación puede durar desde 1 día hasta varios meses, en los que las bolsas se irán deteriorando y mostrarán al público una imagen menos vistosa y alegre que los primeros días, lo que nos ayudará a mostrar de manera visual, el difícil envejecimiento del plástico tiene en el medio ambiente.

Las ilustraciones son como siempre de Marta Menacho.

Archivado en basura, iluminación, intervención, proyecto | Comentar
Compartir: Facebook | Twitter

Laberinto de residuos plásticos/Labyrinth of plastic waste

El pasado mes de mayo nos fuimos a Polonia, invitados por el festival de arte urbano Katowice Street Art Festival para llevar a cabo una nueva pieza, Laberinto de residuos plásticos.

Llevábamos tiempo queriendo hacerla, buscábamos visibilizar, de manera poética, la cantidad de residuos plásticos que se consumen en nuestra vida cotidiana, además de poner un punto de atención lumínica en el gran negocio del envasado de aguas, que acarrea gravísimos problemas en países en vías de desarrollo, cuyos ciudadanos han visto cómo impunemente se privatizaba sus acuíferos para el enriquecimiento exclusivo de grandes empresarios y clases gobernantes sin escrúpulos.

Después de 4 días de trabajo frente a la imponente escultura al Soldado Polaco, conseguimos 26 metros de residuos plásticos transitables, materializados en una pieza de 7 x 5 metros y 3,40 de altura, llena de pasillos laberínticos en los que jugar, perderse o simplemente pasear, en un entorno de misteriosas veladuras en el que todo lo que acontecía se percibía difuminado y en el que los rayos de sol llegaban tamizados a través de los envases coloreados. De noche, la pieza se transformaba en un recinto mágico, una especie de capilla íntima y brillante, con paredes hechas de mosaicos plásticos casi monocromáticos.

Para dar forma a esta instalación, utilizamos más de 6000 botellas de agua, conseguidas en una planta local de fabricación y embotellado, que nos cedió todas las desechadas por no cumplir los estándares de calidad exigidos para su comercialización.

El resto del material fue contribución de los vecinos que nos ayudaron a rellenar la pieza con las botellas consumidas durante los 4 días que duró el montaje. Damos fe de que en esta ciudad se bebe agua embotellada en cantidades alarmantes.

Los envases fueron depositados en bolsas transparentes que iluminamos con leds autónomos y que fueron suspendidas por las asas de una estructura metálica fabricada con elementos modulares y reutilizables.

La pieza se pudo disfrutar durante 2 semanas, abierto día y noche y finalizado este periodo, se desmontó completamente y cada parte de la instalación fue convenientemente reciclada.

Estamos muy contentos de que en Polonia por fin sea obligatorio reciclar, hace 3 años, cuando estuvimos la primera vez en Varsovia, no se hacía, pero ahora parece que esa práctica se toma muy en serio, las calles están llenas de contenedores de todo tipo y por lo que pudimos comprobar la los utiliza.

Pasamos unos día estupendos, conocimos a gente muy interesante, la organización fue impecable y los voluntarios de lo más profesional. Eso sí, trabajando bajo un sorprendente sol de justicia que nos dejó un bronceado de obrero que nos va a costar quitarnos de encima.

Gracias a la multidud d amigos que voluntariamente decidieron echarnos una mano y aportar soluciones para que todo saliera como habíamos planeado, trabajaron más de 25 personas en la pieza, sin ellos ni remotamente hubiéramos acabado la tiempo y tampoco lo hubiéramos pasado tan bien. Gracias también a la organización del festival que tenía todo planificado para que no fallara nada, además de echarnos una mano en el trabajo rutinario y sacarnos a conocer la ciudad de noche, un placer trabajar con todos ellos.

No queremos dejar de agradecer a la empresa envasadora que nos proporcionara desinteresadamente sus botellas desechadas, al colegio infantil próximo a la instalación, que nos guardó el material y a los vecinos que contribuyeron con su aportación diaria y que usaron la pieza y la disfrutaron.

Y un agradecimento especial a todos los que trabajaron en el desmontaje final, según nos han contado, trabajaron 3 días para que todo quedara impecable y cuidaron de que no quedara ni una pieza sin reciclar convenientemente.

Graciassssss a todos. Ha sido un auténtico placer trabajar con vosotros en esta pieza.

Las fotos son, como siempre, de Gustavo Sanabria y las del desmotaje nos las ha mandado Oskar Adamus que estuvo supervisando todo el proceso, gracias amigo.

Tiempo de montaje:  4 días.
Daños ocasionados: 0.
Permanencia de la intervención: 2 semanas.

————————————————

In May we travelled to Poland, where we had been invited by the Katowice Street Art Festival to present a new piece, labyrinth of plastic waste.

We had been wanting to do this for some time, we were looking to demonstrate, in a poetic manner, the amount of plastic waste that is consumed daily, in addition to focusing attention on the big business of bottling water, which leads to very serious problems in developing countries, whose citizens have watched as their aquifers have been privatized with impunity for the exclusive enrichment of large business owners and ruling classes without scruples.

After 4 days of work in front of the imposing sculpture of the Polish Soldier, we created 26 meters of transitable plastic waste, turned into a 7 by 5 meter, 3.4 meter high piece, full of labyrinthine corridors in which to play, to lose oneself or simply walk, in an environment of mysterious shades in which everything that happened was perceived as diffused and the sun’s rays were filtered through the colored packaging. At night, the piece was transformed into a magical site, a kind of intimate and shining chapel, with walls made of plastic, almost monochrome mosaics.

To create this installation, we used more than 6000 water bottles, which we got from a local manufacturing and bottling plant, which gave us all the ones they discarded because they did not meet the quality standards required to sell them.

The rest of the material was contributed by the residents who helped us to fill in the piece with the bottles consumed during the 4 days that it took to assemble it. We can attest to the fact that in this city they drink bottled water in alarming quantities.

The containers were deposited in transparent bags which we illuminated with autonomous LED’s and which were suspended by their handles from a metallic structure constructed of modular and reusable elements.

The piece could be enjoyed for 2 weeks, open day and night and at the end of this period, was completely disassembled and every part of the installation was conveniently recycled.

We are very happy that in Poland it is finally compulsory to recycle, 3 years ago, when we were in Warsaw for the first time, they did not do it, but now it seems that the practice is taken very seriously, the streets are filled with containers of all kinds and so we can verify that they are used.

We had a great day, we met very interesting people, the organization was impeccable, and the volunteers as professional as possible. Working under a surprisingly strong sun that left us with a construction worker’s tan that is going to be difficult to get rid of.

Thanks to the multitude friends that voluntarily decided to lend a hand and provide solutions so that everything worked out as we had planned, more than 25 people worked on the piece, without whom we would not have come even remotely close to finishing the piece on time or have had such a good time. Thanks also to the organization of the festival that had everything planned so that nothing would fail, in addition to lending us a helping hand with the routine work and helping us to see the city at night, it was a pleasure to work with all of them.

We must not forget to thank the packaging company which selflessly gave us their discarded bottles, the primary school next to the installation, which saved material for us and to the residents for their daily contributions, who also used and enjoyed the piece.

And a very special thank you to all those who worked on the final disassembly, who we have been told, worked for 3 days so that everything was left impeccably clean and took care that not one piece was not recycled properly.

Thanks to all. It was a real pleasure working with you on this piece.

The photos are, as always, by Gustavo Sanabria and those of the disassembly were sent to us by Oskar Adamu who supervised the entire process, thanks friend.

Time of installation: 4 days
Damages: none.
Exhibition time: 2 weeks

Archivado en agua, basura, efímero, evento, festival, iluminación | Comentarios desactivados
Compartir: Facebook | Twitter

Derechos que pisotear / Rights to trample on

En España parece que los derechos sociales adquiridos durante muchos años de democracia están en peligro de extinción. Estos derechos, considerados básicos para los ciudadanos de sociedades evolucionadas a las que estamos deseando parecernos, ahora se están diluyendo y si no tenemos cuidado, acabarán desapareciendo bajo maniobras de distracción, que no engañan a casi nadie, que no quiera dejarse engañar.

No contentos con hacer desaparecer los derechos de los trabajadores, de los ciudadanos, con dejar la educación y la salud  bajo mínimos y los impuestos en máximos históricos, ahora pretenden decidir sobre los derechos fundamentales de la mujerreduciendo las posibilidades de abortar a prácticamente inexistentes.

Esta nueva ley, que ya ha sido aprobada en el congreso, prohibe la interrupción voluntaria del embarazo, excepto en casos muy extremos de peligro para la vida y convertirá a la mujer que decida hacerlo en una delincuente, poniendo el dinero en primer termino de la decisión y haciendo que sólo tengan acceso a este tratamiento los que puedan pagar por ello.

Pensando en cómo los derechos de la mujer están siendo pisoteados por los políticos y los legisladores, decidimos echarnos a la calle a manifestar nuestro rechazo a una ley, dirigida claramente a ganar votos de la derecha más radical.

Cargados de muñecas de plástico a medio inflar y a las que pusimos luz y sellamos la boca, nos fuimos una noche del mes de marzo, frente al Ministerio de Justicia de Madrid y lo sitiamos con nuestras figuras, colocadas en el pavimento a modo de alfombra de cuerpos femeninos preparados para ser pisados.

La acción se llamó Derechos que pisotear y tardamos un par de horas en llevarla a cabo. FInalmente lo recogimos todo para no dejar los alrededores del Ministerio lleno de plástico, y ahora tenemos en nuestro poder un montón de muñecas, que estamos deseando repartir entre todo el que las quieran adoptar. Si te apetece una ponte en contacto con nosotros y te la haremos llegar.

Las fotos son de Gustavo Sanabria.

Gracias a Diana, Alex, Pablo y Hector por echarnos una mano en el montaje, fue divertido…

Tiempo de montaje:  4 horas.
Daños ocasionados: 0.
Permanencia de la intervención: 2 horas.

———————————————————————-

In Spain it seems that the social rights acquired during many years of democracy are in danger of extinction. These rights are considered to be basic by the citizens of evolved societies which we desire to be like, are now being diminished and if we are not careful, will eventually disappear through maneuvers of distraction, which do not deceive almost anyone, who does not want to be fooled.

Not happy with taking away the rights of workers, of the citizens, with reducing education and health care to a minimum and taxes at historical highs, now they are trying to make decisions on the fundamental rights of womenreducing the possibilities de abortion to virtually non-existent.

This new law, which has already been approved in congress, prohibits the voluntary interruption of pregnancy, except in very extreme cases of danger to life and converts the woman who decides to have one into a criminal, making money the first consideration in the decision and making it so that only those who can pay for it have access to this treatment.

Thinking about how women’s rights are being trampled by politicians and legislators, we decided to take to the street to demonstrate our opposition to the law, quite clearly intended to win votes from the more radical right.

Loaded with half inflated plastic dolls into which we had placed lights and sealed their mouths, we went, one night in the month of March, to the front of the Ministry of Justice in Madrid and we placed our figures on the pavement like a carpet of female bodies ready to be trampled upon.

The action was called Rights to trample on and it took us a couple of hours to carry it out. Afterwards we picked up everything so as not to leave the vicinity of the Ministry full of plastic, and now we have a lot of dolls in our possession, and we would like to give them away to anyone who wants to adopt one. If you would like one please contact us and we will get it to you.

The photos are by Gustavo Sanabria.

Thanks to Diana, Alex, Pablo and Hector for lending us a hand setting up, it was fun…

Time of installation: 4 hours
Damages: none.
Exhibition time: 2 hours

Archivado en efímero, guerrilla, iluminación, intervención, política | Comentarios desactivados
Compartir: Facebook | Twitter